Seguidores

13/10/11

El loro del capitán

Este verano pasado participé con este cortito, pero intenso relato, en un original concurso que nos vino de las geniales manos de Nenina y Ariusk.
En el blog de Nenina, Libros, chocolate y miel se hicieron las pertinentes presentaciones de los relatos.

Aquí os dejo el mío:

EL LORO DEL CAPITÁN

En una remota isla, en los confines del mar, estaba la taberna de la Oca Bizca, una de las más peligrosas y oscuras, donde hombres de la peor calaña se reunían a beber, jugar, y hacer negocios nada transparentes. El antro era frecuentado por los peores piratas, los más ruines asesinos, y lo peor de cada casa.
Un día cualquiera, por uno de los tragaluces llegó a colarse un hermoso loro, y sin dar más explicaciones, se posó justo en el sombrero de uno de los piratas más temidos de los siete mares, sin que él se diera cuenta. Y desde su privilegiado puesto, se dedicó a incordiar a todo el que pasaba. Hasta que pasó Gato, uno de los espadachines más bravos de todos los tiempos:
        
           -¡Aarrh aarrh gato mariquita!

-Lo ziento zeñor, pero zu loro me ha inzultado, y debo cobrarme zu vida.
-¡Aparta gato! No tengo tiempo para tonterías.
-Zeñor, ze lo eztoy diciendo muy en zerio.
-Mira gato, ¿Sabes con quién estás hablando?
-Zí zeñor, con el capitán Zparrow.
-¿Y sabes lo que eso significa?

          -¡Aarrh gato mariquita!

-Zeñor, lo único que yo zé, ez que zu loro me eztá inzultando, y ezijo zu cabeza para cobrar el dezagravio.
-¿Pero qué desagravio ni qué niño muerto? ¡Si yo no tengo loro!
-Capitán Zparrow, ¿me ha tomado por un zimple minino? Zepa uzté que he zido adieztrado en laz escuelaz de ezgrima y del noble arte del manejo de la ezpada con máz renombre de todo el viejo mundo. Que en mi cinto llevo ni máz ni menoz que una noble ezpada de acero toledano, y a lo largo de mi cuerpo llevo ezcondidaz la friolera de diecizeiz dagaz forjadaz con el mizmo acero. Y no acoztumbro a fallar con ellaz. Azi que le ruego me tenga un poco de máz rezpeto, y no me menozprecie por el hecho de zer un felino, o máz bajito que uzté.
-¡Jajaja! Mira gato, me has caído simpático. Por eso te voy a perdonar la vida. Pero como no te largues ahora mismo de aquí, mañana voy a tener de almuerzo hamburguesas de gato. ¿Entendido?
-Zeñor, ¿Por qué no me quiere ezcuchar? Zolo quiero que zu loro…

          -¡Aarrh aarrh gato mariquita!

-¡Que yo no tengo ningún loro!
-En tal cazo, no le importará que agarre del pezcuezo a eze loro, y le dé zu merecido.
-A mí, como si te lo meriendas.

Gato no se lo pensó dos veces, y sin tan siquiera desenfundar arma alguna, saltó decidido sobre el sombrero del capitán Sparrow, dispuesto a echarle la garra encima al descarado animal. El loro en el último momento salió volando hasta posarse en el alféizar de uno de los tragaluces. Pero ya era tarde para el capitán, pues ya tenía al gato encima de él con las uñas fuera, dispuesto a hincarlas donde hiciera falta; dejándolo hecho un cristo.
Desde el tragaluz, el loro fue tomando forma humana, como si de un hechizo de magia se tratara, y no tardaron en oírse desde allí grandes carcajadas.
De fondo, un bravo gato ya se batía en retirada, después de arañar, morder, bufar y maullar como un poseso. Y sobre toda la algarabía, las terribles palabras del capitán maldiciendo y amenazando:

-¡Harry Potteeeer! ¡Voto a bríos que en cuanto te ponga la mano encima, te pasaré por la quilla de la Perla Negraaaaa!

4 comentarios:

Nenina dijo...

Aajajajaja que relato!! que "Loro" que malvado este Harry!!!! :D me encantó tu relato y es bueno volver a leerlo!!!
el pobre gato estaba que se arañaba el mismo, pero al final le llegó todo al capitán :P

Un besote bella! fue todo un honor que participaras en nuestro concu!!:D

Citu dijo...

Jje si me acuerdo que me pareció muy gracioso, te mando un beso y buen fin de semana

Irene Comendador dijo...

Ayy!!! que me meo toa, mira que el pobre gato sentirse ofendido por el loro, jajaja y qué me cuentas de los despota y desinteresado del Sparrow jajaja
Ale a ver que pasa ahora con el pobre Potter jajaj es que me ha gustado mucho.
Bueno mi vida, que por fin estoy de vuelta a la vida blogera, que os echaba mucho de menos
Besazos corazón

Iris Martinaya dijo...

Ya lo leí en su día y me reí como hoy. Ya sabes lo que dicen, es más difícil hacer reír que hacer llorar, así que, que más te voy a decir.

Un besote